SECCIÓN G1
LAS ÚLTIMAS COSAS
Por Ralph Mahoney

Capítulo 1
Los Días Postreros

Introducción

NOTA: Para una enseñanza más extensa sobre los Días Postreros y la Venida del Señor, lea el Capítulo 6 de la Sección C10 bajo el título: La Fiesta de las Trompetas.

Existen numerosos puntos de vista en conflicto entre los cristianos concerniente al cómo interpretar declaraciones bíblicas acerca del fin de la era de la Iglesia y los eventos que seguirán.

El estudio de todo esto, es denominado "escatología", término que viene de la raíz griega "eschatos" que es traducida al español en nuestra versión de Casiodoro de Reina y revisada por Cipriano de Valera como "los Días Postreros" ("los tiempos del fin").

Jesús usa esta frase cinco veces en el Evangelio de Juan con relación a la resurrección de los justos que murieron en el pasado: "...y yo le resucitaré en el día postrero" (6:39, 40, 44, 54; 11:24).

En este contexto, "eschatos" se refiere al tiempo de Su Segunda Venida a la tierra. "...a la final trompeta... los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados" (1 Co 15:52).

"Porque el Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero" (1 Ts 4:16).

Unos de los pasajes bíblicos que más nos ayudan al respecto, se encuentra en Hechos 2:16 y 17: "Mas esto es lo dicho por el profeta Joel...Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi espíritu sobre toda carne...".

Pedro dijo que las profecías de Joel concerniente a eschatos, comenzaron a cumplirse cuando el Espíritu fue derramado sobre los discípulos en el Aposento Alto cincuenta días después de la crucifixión de Jesús.

En un contexto más amplio, "los postreros días" comenzaron en Pentecostés en el año 33 d.C. La mayoría de las personas creen que "los postreros días" (o días del fin) concluirán cuando Jesús vuelva a la tierra otra vez.

A. NUEVE EVENTOS ASOCIADOS CON LOS POSTREROS DÍAS

Los siguientes versículos abarcan la mayoría de los (nueve) eventos asociados con los días postreros.

Debemos notar la prominencia del sonido de "la trompeta". El último festival celebrado por Israel cada año al concluir su temporada de la cosecha (El Festival de los Tabernáculos) comenzaba con el toque de trompetas (Lv 23:24; Nm 29:1).

Ese Festival era una representación profética que demostraba los postreros días de la Era de la Iglesia. He aquí algunas de las cosas que sucederán:

1. El Retorno De Cristo
"Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero" (1 Ts 4:15. 16).

"He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y...

2. Los Muertos En Cristo
serán resucitados incorruptibles, y

3. Los Santos Serán Transformados
y nosotros seremos transformados" (1 Co 15:51, 52).

"El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían:

4. Cristo Reina
los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos" (Ap 11:15)

5. Y Se Airaron Las Naciones
"y se airaron las naciones, y

6. La Ira De Dios
y tu ira ha venido, y

7. Los Muertos Son Juzgados
el tiempo de juzgar a los muertos, y

8. Se Confieren Galardones
de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes; y

9. Los Pecadores Son Destruidos
De destruir a los que destruyen la tierra" (Ap 11:18).

Los nueve puntos expuestos arriba, son los eventos principales que acompañarán la consumación de la época de la Iglesia y la venida del Reino Milenario, la Era del Reino.

B. UNA MIRADA A LA ESCATOLOGÍA
1. No Se Quede Demasiado Absorto
Hay varias Biblias en inglés que dedican una extensa parte de sus notas a la interpretación escatológica (la de Scofield y Dakes, para nombrar solamente dos).

Cuando esté estudiando el Nuevo Testamento, notará la curiosidad de los discípulos de Jesús, con relación a los días postreros o tiempos del fin. "Y estando Él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte diciendo: Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y que señal habrá de tu venida y del fin del siglo?" (Mt 24:3).

La parte más importante de la respuesta de Jesús ante tal pregunta, es encontrada en Mateo 24:14: "Y será predicado este evangelio del Reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin".

La voz o raíz griega ethnos, traducida al español, significa "naciones", en otras palabras, grupos étnicos no judíos (gentiles). Los traductores ingleses utilizaron todas las siguientes palabras para traducir ethnos: gentiles, paganos, nación, naciones, pueblos. En las naciones occidentales, los misiólogos de hoy se refieren a ethnos como "grupos de personas".

Muy pocos comentaristas enfatizan que el fin de las épocas depende de si el evangelio se predica a todos los grupos de personas.

Jesús fue consistente al tratar de tornar el interés de Sus discípulos en el futuro y su apatía por las responsabilidades espirituales del momento. En Hechos 1, leemos respecto al intento de Jesús de preparar apóstoles para el trabajo o comisión que estaba adelante (la evangelización del mundo).

Él les estaba dando instrucciones sobre cómo recibir el poder del Espíritu. ¿Cuál fue su reacción? Así como la mayoría de los líderes de la Iglesia, ellos tenían una interrogación escatológica. Tenían muy poco interés en las responsabilidades del presente.

Note lo que nos dice Hechos 1:6: "Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?

"Y les dijo: no os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad.

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra" (vs 7, 8).

Esta respuesta fue una reprensión leve por su curiosidad carnal con relación al futuro y su apatía concerniente al presente programa de Dios para la era de la Iglesia. "...no os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones...".

Negocios muy serios yacían frente a sus ojos. Tenían que ser "...testigos", vocablo que viene del término griego martyrs, "hasta lo último de la tierra". Es obvio que Jesús estaba más interesado en la presente salvación de los perdidos que en animar la curiosidad carnal concerniente al futuro (escatología).

Jesús no quiere que el liderazgo de la Iglesia, desarrolle un interés y énfasis inapropiado al tratar de delinear los detalles de los días postreros o del fin. Su interés es que ellos estén envueltos en los "negocios del Padre" (Lc 2:49), haciendo todo esfuerzo posible para "predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado" (Ro 15:20).

2. Los Puntos De Vista Sobre La Escatología Difieren
a. "En Esa Historia". Existen numerosos puntos de vista en conflicto. El punto de vista de "predicción, o en esa historia", considera las profecías del Libro de Apocalipsis como totalmente interesadas en la propia época de Juan el Revelador.

Aquéllos que sostienen este punto de vista, creen que lo que Juan vio y registró en Apocalipsis (Apocalypse) ya se cumplió, y que no debe ser de interés o consideración para la época contemporánea. Los "Estudiantes Liberales" (la mayoría de los cuales no creen en los milagros registrados en la Biblia) recomiendan extensamente este punto de vista.

b. "Toda La Historia". El "punto de vista histórico", o "de toda la historia", contempla las visiones del Libro de Apocalipsis como una exhibición previa de la historia del tiempo de Juan hasta el final de la Era de la Iglesia. La mayoría de los reformadores protestantes, sostuvieron este punto de vista.

De éstos, algunos creyeron que cada una de las siete iglesias en Apocalipsis 2 y 3, representaban una predicción progresiva de siete períodos que evolucionarían desde el tiempo de Juan, hasta el final de la Era de la Iglesia.

Por ejemplo: Lo que leemos acerca de la primera de las siete iglesias (Efeso), revelaría cómo sería la iglesia en los días postreros o finales de la vida de Juan, para la clausura del primer siglo.

Lo que fue escrito acerca de la última de las siete iglesias (Laodicea) revelaría cómo sería la Iglesia en la última parte de la era de la Iglesia, poco antes del retorno de Jesús a la tierra. Las demás representarían los períodos de tiempo entre Efeso (la primera) y Laodicea (la última).

Lo que sigue, es un ejemplo de la explicación de un escritor de ese punto de vista:

"Las siete cartas fueron escritas a congregaciones (asambleas) históricas de creyentes que existieron para la clausura del primer siglo en la provincia de Asia, que hoy es conocida como Turquía occidental.

Las epístolas fueron entregadas a las siete iglesias. Éstas, eran ciudades reales e iglesias reales.

Por supuesto que para ese tiempo existían muchas otras iglesias en ciudades tales como Roma, Corinto, Colosas, etc.

Esas siete, en la providencia de Dios, nos muestran un microcosmos (un modelo en miniatura) de todas las iglesias de cada época, siendo una representación o símbolo de ese modelo. De igual manera, los problemas que esas siete iglesias afrontaron para ese entonces, son semejantes a los afrontados hoy por las iglesias modernas en sus diversos grados. De las epístolas o cartas, podemos aprender qué cualidades desagradan a Dios, y que aboga Cristo para su remedio.

Algunos han visto también en estas iglesias, una cualidad profética que en este libro profético representan las siete características dominantes de la Iglesia general como un todo sobre la tierra, a través de todas las diferentes épocas hasta la venida del Señor. Las eras sugeridas, mirando retrospectivamente desde el presente, son las que siguen:

• Efeso, La Iglesia Apostólica (desde el año 30 hasta el 100 d.C.)
• Esmirna, La Iglesia Perseguida (desde el año 100 hasta el 313 d.C.)
• Pérgamo, La Iglesia del Estado (desde el año 313 hasta el 590 d.C.)
• Tiatira, la Iglesia Papal (desde el año 590 hasta el 1517 d.C.)
• Sardis, la Iglesia de la Reforma (desde el año 1517 hasta el 1730 d.C.)
• Filadelfia, La Iglesia Evangelística (desde el año 1730 d.C. hasta el Rapto)
• Laodicea, La Iglesia Apóstata (desde el año 1900 hasta la Segunda Venida).

Cristo escribió a las siete iglesias porque cada congregación era un cuerpo que se gobernaba por sí mismo. Una iglesia local puede estar afiliada a una institución o comunión; a una denominación o a una sociedad secular más extensa; no obstante, Dios pedirá cuentas al liderato de la enseñanza de su congregación particular".

El secreto para el estudio de cada carta, reside en el reconocimiento del problema principal de cada iglesia como es identificado por el Señor; luego, ver cómo cada cosa en la carta (la aparición de Cristo, Sus amonestaciones y promesas de remuneración) se relaciona con este problema.

c. "Por Sobre La Historia". El punto de vista poético o "por sobre la historia", ve al profeta describiendo de manera dramática el triunfo seguro de Dios sobre todo poder del enemigo. Ese tiene poco o nada que ver con el futuro o con la historia. Representa un "drama" del triunfo final del bien contra el mal.

3. Los Puntos De Vista Del Periodo Milenario Difieren.
El vocablo milenio significa " un período de tiempo de mil años", el cual, aparece seis veces en Apocalipsis 20.

Los puntos de vista sobre el período milenario, son los que usualmente causan la mayoría de los conflictos cuando uno habla de las últimas cosas o de los días postreros (del fin). Estos se centralizan alrededor de la interpretación de los mil años del reino de Cristo, el período milenario (Ap 20).

¿Viene Cristo antes del período milenario (punto de vista pre-milenario)? ¿Después del período milenario (punto de vista post-milenario)? ¿O acaso es el período milenario uno básicamente figurativo, no literal (punto de vista amilenario)?

Los intérpretes conservadores están divididos en cuatro divisiones:

• Post-milenarios
• Amilenarios
• Pre-milenarios dispensacionales; y
• Pre-milenarios históricos

Todos estos cuatro grupos son literalistas, si se nos permite definir el término "literal" como uno que significa "interpretar palabras en su designación normal y apropiada". Existe una división aún entre los intérpretes conservadores y los literalistas estrictos y moderados.

a. Los Post-milenarios. Un punto de vista popular en la primera parte del siglo veinte es el denominado post-milenarismo. Este grupo está convencido de que el crecimiento de la Iglesia cristiana depende del poder del Espíritu, hasta que el período milenario venga sobre la tierra.

b. Amilenarismo. Otro punto de vista sostenido por muchos estudiantes devotos de la Biblia, es el llamado amilenarismo. Este grupo cree que las profecías hechas a Israel serán cumplidas en la Iglesia. Si esas profecías son cumplidas de tal manera, entonces, no habrá necesidad de un período milenario sobre la tierra.

c. Pre-milenarismo. Existen diferentes puntos de vista sobre el pre-milenarismo.

1) El Punto De Vista Del Pre-milenarismo Dispensacional especifica una interpretación literal exacta, particularmente por que tiene que ver con Israel, la Iglesia y el futuro.

En este punto de vista, Israel y la Iglesia son dos pueblos separados, que no deberán mezclarse ni confundirse, ya que Dios tiene dos programas: uno para Israel y el otro para la Iglesia.

El programa teocrático de Dios con Israel, fue interrumpido cuando éste rechazó a Cristo. Por consiguiente, Dios se tornó a la Iglesia para cumplir con Su propósito redentor. Esto se cumplirá (será completado) durante el período milenario.

Luego, Dios resumirá Su programa teocrático con Israel a través de su reinado sobre las naciones de la tierra, mediante una monarquía davídica (de David) restaurada en Palestina.

Habrá un literalmente un trono, una restauración del templo, una restauración del orden sacerdotal de los tiempos del Antiguo Testamento y se volverá a reanudar literalmente la práctica del sistema sacerdotal.

Todas las promesas del Antiguo Testamento se cumplirán literalmente.

Este punto de vista divide las Escrituras según las clases de personas (Israel o la Iglesia). Insiste que ningún pasaje simple puede tener aplicación primaria a dos dispensaciones al mismo tiempo.

El Rapto antes de la tribulación, emerge del concepto que el pre-milenarismo tienen de la Iglesia: el rapto no podrá estar sobre la tierra cuando los propósitos terrenales de Dios comiencen de nuevo a restaurar el reino literal de Cristo en el mundo, según el punto de vista que el pre-milenarismo tiene de los pactos Abrahámico y Davídico.

2) El Rapto Previo A La Tribulación es un punto de vista dispensacional, arraigado en el principio de interpretación que separa a la Iglesia del plan redentor total de Dios. La Iglesia tiene que ser "Raptada", sacada fuera de este mundo antes de la "Gran Tribulación", pues no puede formar parte del reino.

El reino estará en su etapa inicial de restauración a través del remanente de Israel que sobreviva la tribulación.

La Iglesia será levantada de la tierra en el Rapto (arrebatamiento). El período de siete años de tribulación que seguirá, es dividido en dos etapas, donde cada una durará tres años y medio.

Durante el primer período, Israel entrará en un pacto con el anticristo, quien a su vez lo violará al final.

El segundo período, comienza cuando Satanás revestirá de poder al anticristo; para este punto el "tiempo de sufrimiento de Jacob" será derramado sobre el mundo.

Durante esos siete años de tribulación, el evangelio del Reino (que los sostenedores de esta teoría distinguen del evangelio de la gracia) será predicado. Un remanente del pueblo de Israel cuya cifra es de 144,000, sobrevivirá la gran tribulación para convertirse en el Reino sobre el cual Cristo regresará después de los siete años, para reinar.

El Reino Milenario será definitivamente judío; la consumación del plan de Dios para Israel, el cumplimiento literal de las profecías del Antiguo Testamento. Cristo estará reinando sobre un trono físico, y todas las naciones estarán al servicio (pagarán tributos) de Israel.

Algunos dicen que la Iglesia regresará a la tierra al comienzo de los mil años para vivir aquí durante ese período. Pero hay otros que dicen que la Iglesia permanecerá en la ciudad santa, la cual estará rotando (como un satélite) sobre la tierra. El Templo será reconstruido, y los sacrificios serán reinstituidos. La relación de este sistema sacrificial con la muerte de Cristo es "conmemorativo" no "anticipador".

La "bienaventurada esperanza" para los dispensacionalistas, al parecer, es que Cristo raptará a la "Iglesia parentética" a fin de que pueda reinar a través de Israel, y no a través de la Iglesia.

(La Iglesia es referida como la "parentética porque en ese punto de vista, la Iglesia es un fenómeno provisional que sólo existirá entre el día de Pentecostés y el período milenario).

En este punto de vista o concepto, la iglesia organizada sobre la tierra es apóstata. Los dispensacionalistas primero distinguieron entre "la verdadera Iglesia" y el "cristianismo: la iglesia organizada". La "verdadera Iglesia" estará compuesta únicamente de las personas nacidas de nuevo: salvas. Sólo un pequeño grupo de los cristianos de nombre estarán incluidos. Por consiguiente, la "verdadera iglesia" podría ser descrita únicamente en términos de la relación del creyente con Cristo, no en términos de la estructura organizada.

3) Pre-milenarismo Histórico, es un concepto interpuesto entre el amilenarismo y el dispensacionalismo.

Este punto de vista procura combinar los conceptos de la publicación (exposición, predicación, enunciación, articulación) y la profecía del Libro de Apocalipsis. La bestia de Apocalipsis 13, es reflejada primeramente en el Emperador Romano, pero presentada finalmente como un anticristo personal en el tiempo final.

Apocalipsis 19 describe, en términos simbólicos apocalípticos, la Segunda Venida de Cristo para destruir el mal satánico personificado en Roma y el anticristo.

Esto es representado en una batalla sangrienta, pero la única arma usada es la palabra que sale de la boca del Mesías Conquistador (Ap 19:15). Los mil años o período milenario, es un intervalo de tiempo, durante el cual, se logrará el reino redentor de Dios (el Reino de Dios).

4. Conceptos Claves Qué Estudiar
Algunos conceptos claves a considerar en el estudio de las cosas del fin son: La Segunda Venida de Cristo; El Período Milenario; El Rapto; La Gran Tribulación y el Juicio del Gran Trono Blanco (Juicio Final).

Esta no es una descripción completa de todos los diversos puntos de vista, ni tampoco se tiene el propósito de hacer decisiones en lugar del estudiante de la Biblia. El último es dejado al estudio, oración y dirección del Espíritu Santo.

Existe una variedad de síntesis (combinación de puntos de vista), y casi todo estudiante sostiene algún concepto escatológico diferente. La historia ha comprobado una cosa: raras veces ha estado alguien en lo correcto al hacer predicciones concernientes a los eventos del "fin de las épocas", o lo que la Biblia quiere decir cuando describe los "días postreros o finales".

5. Tres Cosas Seguras
Las tres cosas de las cuales podemos estar seguros son:

a. La Fidelidad Trae Sus Remuneraciones. Si nos mantenemos ocupados en las cosas que Dios nos ha ordenado hacer durante la era de la Iglesia, recibiremos la acolada final:

"...Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor" (Mt 25:23).

b. Aquéllos Que Continúen Esperando, Le Verán. Si continuamos esperando Su venida, de seguro que le veremos venir. "...y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan" (He 9:28). No espere al anticristo, sino espere por Jesús.

c. En El tiempo De Dios, No El Nuestro. Dios resolverá todas las cosas en conformidad con Su propia voluntad y propósito a Su debido tiempo. Él no va a consultar con nuestro "calendario de profecías" cuando esté listo para hacer lo que la Biblia dice en Apocalipsis, con relación a los días postreros o del fin.

6. La Consumación
La consumación comienza cuando el ángel anuncie: "...que el tiempo no sería más..." (Ap 10:6).

"El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.

Y se airaron las naciones y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra" (Ap 11:15, 18).

"Gocémonos y alegrémonos... porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado... Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero" (Ap 19:7, 9).

C. EL PUNTO DE VISTA DEL PRE-MILENARISMO DISPENSACIONAL ES REFUTADO
El punto de vista del pre-milenarismo dispensacional, el cual, reemplaza a la Iglesia con Israel, y restaura el Templo Judío, el Sacerdocio Levítico y los sacrificios de animales, es particularmente problemático.

1. Jesús Cambió El Sacerdocio
Dios hizo un juramento de que Jesús cambiaría el sacerdocio del sistema levítico al sistema de Melquisedec, PARA SIEMPRE.

"Porque cambiando el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley" (He 7:12).

"Pues da testimonio de él: Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec" (He 7:17; Sal 110:4).

"Mas éste, [Jesús] por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable" (He 7:24).

2. El Sacrificio De Jesús Fue De Una Vez Por Todas
Este no fue uno a ser reemplazado por sacrificios de animales "conmemorativos".

"Que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo" (He 7:27).

3. El Nuevo Pacto Reemplaza El Antiguo
El Nuevo Pacto reemplazó al Antiguo con mejores promesas, un mejor sacerdocio y un mejor sacrificio.

"Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer" (He 8:13).

"...quita lo primero, para establecer esto último" (He 10:9).

Estos versículos parecen refutar algunas de las ideas sostenidas por algunos "Pre-milenaristas Dispensacionales".

Es altamente improbable que jamás volvamos a ver un templo judío con sacrificios de animales otra vez. Jesús predijo el final del templo y su destrucción (Lc 21:6). ¿Qué propósito tendría un templo restaurado? "...el Altísimo no habita en templos hechos de mano..." (Hch 7:48; 17:24).

4. Los Reyes Y Sacerdotes Reinarán Con Cristo
"Si sufrimos, también reinaremos con él... (2 Ti 2:12).

"...y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra" (Ap 5:9, 10).

Los que reinarán con Cristo son llamados reyes y sacerdotes. Esos reyes y sacerdotes son los que están dispuestos a sufrir por Cristo de cada tribu, lengua y nación (de la raíz griega = ethnos, que significa grupo étnico gentil).

Los doce apóstoles del Cordero tienen una comunión (confraternidad recíproca) especial con las doce tribus de Israel. "...cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel" (Mt 19:28).

No obstante, en cuanto a las naciones gentiles se refiere, el privilegio de reinar y ser sacerdotes es compartido por los que califiquen para ello entre tales naciones.

"Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono" (Ap 3:21).

El texto anterior fue escrito a los de Laodicea. "...y envíalo a las siete iglesias que están en Asia... y Laodicea" (Ap 1:11).

Estos creyentes eran mayormente gentiles de Asia. Si ellos vencían, la promesa era que tendrían un lugar con Cristo en Su trono.

Esto pondría en duda la idea de que un grupo geopolítico llamado Israel, llegue a reinar el mundo. Los judíos y gentiles que estén en la unión perfecta con Cristo, serán rey-sacerdotes (como Melquisedec).


.::3er Trimestre - .::SECCIÓN G