Capítulo 5
La Iglesia Universal Y Las Iglesias En Los Hogares En El Nuevo Testamento

Introducción

Embarquémonos ahora en el estudio del patrón del Nuevo Testamento para la Iglesia Cristiana.

Debido al espacio limitado, será imposible hacer de éste un estudio completo y preciso. No obstante, esperamos proveer a nuestros lectores de un entendimiento del plan bíblico para la iglesia de hoy.

A. ¿QUE SIGNIFICA "IGLESIA"?
Los términos "iglesia" e "iglesias" se derivan del vocablo griego "ekklesia", que simplemente significa LA CONVOCACIÓN DE UNA ASAMBLEA.

1. "Iglesia" (aparece 80 veces en el Nuevo Testamento)
"Iglesia" (singular) se refiere a la Iglesia Universal, a una iglesia en una ciudad o a una iglesia en un hogar. Nunca se refiere a una denominación o a un edificio de iglesia.

En los primeros dos usos de la palabra "iglesia" en el Nuevo Testamento, se aplica primeramente a la Iglesia Universal, y en segundo lugar a la iglesia en el hogar.

a. La Iglesia Universal. Primer Uso: "Edificaré mi iglesia" (Mt 16:18). Cristo se está refiriendo a la Iglesia Universal y no a alguna sección o división de ella.

b. La Iglesia Del Hogar. Segundo Uso: "...dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia..." (Mt 18:15-17). Este pasaje trata con las medidas disciplinarias a ser seguidas cuando el creyente ofensor rehúsa la reconciliación.

Está bastante claro que la palabra "iglesia" como es usada en el segundo ejemplo, se aplica a la iglesia del hogar y no a la Iglesia Universal.

De la misma manera, en cada una de las 80 ocasiones en que aparece el término "iglesia" en el Nuevo Testamento, el contexto mostrará si la referencia es a la Iglesia Universal o a la iglesia del hogar.

c. Excepción: Israel Como Un Tipo De La Iglesia. En Hechos 7:38, hay una excepción al uso general de la palabra "iglesia". En ese versículo leemos acerca "de la iglesia en el desierto". Esta es una referencia a Israel cuando iba en su viaje de peregrinación por el desierto, después que fue liberada de la esclavitud egipcia y cruzó el Mar Rojo.

Aunque Israel no era una iglesia en el sentido del Nuevo Testamento, la palabra "ekklesia" es aplicable a Israel en sus peregrinaciones por el desierto. En ese papel, Israel fue un tipo de la Iglesia cristiana en esta dispensación.

• Israel había sido redimido a través de la sangre de un cordero,
• Llamado fuera de Egipto (el mundo), separado de Egipto por el Mar Rojo (bautismo en agua),
• Recibió provisión y sustento sobrenaturalmente mientras peregrinaba por el desierto (maná del Cielo y agua de la peña, tipos de Cristo),
• Fue guiado a través del Río Jordán (Bautismo en el Espíritu Santo) y se estableció en Canaán (un tipo de los lugares celestiales).

Así que, Israel, una asamblea convocada o llamada de Dios, fue un tipo de la Iglesia cristiana. Hechos 7:38 es la única vez en el Nuevo Testamento que la palabra "iglesia" es aplicada a la Iglesia Universal o a la iglesia en el hogar.

2. "Iglesias" (este término aparece 35 veces en el Nuevo Testamento)
El vocablo "iglesias" siempre se refiere a iglesias en los hogares y nunca a las denominaciones, grupos organizados de iglesias o edificios de iglesias. Los usos típicos del término "iglesias" en el Nuevo Testamento son como siguen:
"...las iglesias de los gentiles" (Ro 16:4);

"...las iglesias de Dios" (1 Co 11:16);

"...las iglesias de los santos" (1 Co 14:33);

"...las iglesias de Asia" (1 Co 16:19), etc.

Todas estas son referencias a compañías de creyentes que se congregan regularmente (usualmente en el hogar de alguien) para la adoración y el servicio.

3. "Asamblea" (aparece cinco veces en el Nuevo Testamento)
Consideremos la palabra "asamblea" como aparece en el Nuevo Testamento. Es una palabra usualmente usada en referencia a nuestras iglesias familiares o en los hogares hoy día.

Tres de las cinco veces en que la palabra "asamblea" aparece, la aplicación no es a una iglesia, sino a una congregación ordinaria de personas (lea Hechos 19:32, 39, 41).

Las otras dos apariciones de la palabra "asamblea" se encuentran en Hebreos 12:23. Aquí, la palabra significa literalmente "una reunión masiva", una referencia a la Iglesia Universal. En Santiago 2:2, la palabra griega literal es "sinagoga".

Es bastante apropiado que Santiago use esta palabra que simplemente significa "congregarse". La sinagoga judía era probablemente el modelo o patrón para las reuniones o servicios de la iglesia en el hogar.

B. LA IGLESIA COMO DIOS LA VE
El uso de las palabras "iglesia" e "iglesias" es extremadamente simple. Nuestro entendimiento de estas palabras nos provee de un fundamento firme sobre el cual basar nuestro estudio de la Iglesia del Nuevo Testamento.

Aunque la palabra "iglesia" es generalmente usada hoy en referencia a una denominación, como la Iglesia bautista, la Iglesia presbiteriana o la Pequeña Manada, etc., la Biblia no usa la palabra de esta manera.

Desde el punto de vista de Dios, solamente hay una Iglesia Universal, la cual, está compuesta de todos los creyentes que han nacido de nuevo, en todas las naciones y lenguas del mundo.

Dios ve esta gran Iglesia de Jesucristo dividida únicamente en grupos caseros, iglesias en los hogares, pequeños grupos locales de creyentes que se congregan regularmente en Su Nombre.

Estrictamente hablando, la única organización o iglesia que la Biblia reconoce, es aquella que funciona en los hogares. Cualquier otra organización es formada para la conveniencia de estos grupos iglesias y como medio de coordinación.

El Nuevo Testamento presenta a la iglesia del hogar como algo soberano (que está bajo el control de los que asisten), la cual, se sostiene y gobierna a sí misma, además de propagar el evangelio.

Las iglesias en los hogares de experiencia y doctrina espiritual similar, tal vez prefieran agruparse juntas para la ampliación conjunta de su visión particular. Pero nunca debemos perder de vista este concepto del Nuevo Testamento: la Iglesia Universal está dividida únicamente en grupos caseros de creyentes, la "Iglesia" y las "iglesias" del Nuevo Testamento.

C. UN SÍMBOLO DE LAS IGLESIAS DEL NUEVO TESTAMENTO
En el capítulo uno de Apocalipsis, encontramos una representación simbólica de la Iglesia del Nuevo Testamento organizada en sus diversas ramificaciones, iglesias de la ciudad. El Apóstol Juan, quien fuera exiliado a la Isla de Patmos, estaba en el Espíritu en el día del Señor cuando recibió la visión.

Él presenció "vi... a uno semejante al Hijo del Hombre" de pies en medio de los "siete candeleros de oro". Tenía en Su diestra siete estrellas.

En el versículo 20, se nos expone la interpretación de estos símbolos. Los siete candeleros de oro eran siete iglesias en las ciudades ubicadas en Asia Menor; las siete estrellas eran los ángeles (líderes) de tales iglesias. El Señor Jesucristo aparece como un Sumo Sacerdote que atiende los candeleros. He aquí el cumplimiento de los tipos encontrados en el Tabernáculo de Moisés y en el Templo de Salomón en el Antiguo Testamento.

A medida que leemos a través de los capítulos 2 y 3 de Apocalipsis, encontramos que el Señor dio un mensaje especial a cada una de las siete iglesias.

La mayoría de los estudiantes del Libro de Apocalipsis, concuerdan de que esas iglesias en las ciudades existían en Asia Menor.

Sin embargo, también representaban siete diferentes períodos de historia eclesiástica que evolucionarían en siglos futuros en esta época o dispensación de la Iglesia. Esta época se extendería desde el tiempo de Juan hasta la venida de Cristo. (Vea el Manual de Entrenamiento para Líderes para más detalles al respecto).

"Siete" en la Escritura es el número que representa perfección. Por consiguiente, los siete candeleros de oro de la visión de Juan, pueden representar la Iglesia completa de esta dispensación, cada candelero particular simboliza una iglesia establecida en la ciudad.

Qué cuadro más inspirador tenemos aquí. El Cristo resucitado de pies entre las siete iglesias de cada país del mundo y cada generación a través de esta época presente. Él trata con cada una directamente; tiene un mensaje especial para cada una de ellas: de reprensión, de amonestación, de consejo, de alabanza.

Esto está en perfecta armonía con el concepto de la Iglesia de Jesucristo del Nuevo Testamento.

Él no sólo es la Cabeza de la Iglesia Universal, sino que también Su gobierno es expresado en cada iglesia de la ciudad o del hogar. Él tiene un plan o propósito para cada una. El Cristo viviente procura manifestarse a Sí Mismo en cada iglesia de la ciudad o del hogar con disciplina o corrección y siempre tratando de animarlas y alabarlas por sus buenas obras.

Además, el ministerio es retenido en Su mano. Los ángeles o ministros reciben su mensaje directamente del Cristo viviente, quienes lo pasan a sus respectivas iglesias hogares que componen o forman la iglesia de la ciudad.

Por supuesto que una visión tal como esa, nos puede ayudar a ampliar nuestros horizontes, y a entender mejor el propósito del Señor, tanto para la Iglesia universal, la de la ciudad y las de los hogares, según el patrón del Nuevo Testamento.


.::3er Trimestre - .::SECCIÓN E