SECCIÓN E3
ROMPIENDO LA BARRERA BABILÓNICA
Por Ralph Mahoney

Capítulo 1
La Barrera Babilónica

Introducción

Existen TRES GRANDES IMPEDIMENTOS en la difusión del evangelio. Éstos, obstruyen la evangelización de aquellos que nunca han escuchado las buenas nuevas acerca de lo que Jesucristo ha hecho para salvar y bendecir a todas las naciones. Éstos son:

• EL CLERICALISMO
• LAS DEFICIENCIAS NEUMATOLÓGICAS
• LA CONSTRUCCIÓN DE CATEDRALES

En esta sección: Rompiendo La Barrera Babilónica, usted aprenderá cómo superar ese impulso indomable de CONSTRUIR CATEDRALES. Los otros dos, son discutidos en otras secciones.

A. LA BARRERA BABILÓNICA
La mayoría de los líderes cristianos de la época moderna, no saben que los eventos que acontecieron hace cinco mil años, están influenciando sus valores y acciones. La influencia de Babel, todavía sigue teniendo sus efectos en nosotros, por medio de sustituir su agenda humanística, centralista y narcisista, por aquello que Dios ha establecido y ordenado. Esto nos está robando del verdadero propósito que Dios tiene para la Iglesia.

1. Trasfondo De Babel
Cuando Noé y sus hijos salieron del arca, las instrucciones dadas por Dios eran claras.

Dios... "les dijo: fructificad y multiplicaos y llenad la tierra" (Gn 9:1). Él tenía un propósito mundial para toda la tierra. "Mas vosotros fructificad y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra, y multiplicaos en ella" (Gn 9:7).

El propósito de Dios para todos los sobrevivientes del diluvio fue: "Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra" (Gn 9:1).

a. El Pecado Y La Desobediencia. En el capítulo 10 de Génesis, los descendientes de Noé aparecen por los nombres de Sem, Cam y Jafet. Los descendientes de Sem y Jafet fueron bendecidos. Cam y sus descendientes (Los caananitas) fueron maldecidos.

"Y Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre... Y despertó Noé de su embriaguez, y supo lo que le había hecho su hijo más joven. Y dijo: Maldito sea Canaán..." (Gn 9:22, 24, 25).

Muchos teólogos (estudiosos de la Biblia) creen que los versículos describen un acto homosexual cometido por Cam contra su padre Noé. Este juicio descendió sobre Cam y todos sus descendientes, los canaanitas.

El primer hijo de Cam fue Cus. "Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra" (Gn 10:8). El término griego GIBBOWR (traducido poderoso), significa "un guerrero poderoso y tirano". Él era cazador de hombres, a quienes esclavizaba y sometía despóticamente. Era un hombre que codiciaba poder para dominar a los demás. El versículo 10 nos dice: "Y fue el comienzo de su reino Babel".

b. Un Sistema De Religión Falso. Babel fue el resultado de la generación de los camitas (descendientes de Cam, canaanitas) bajo el liderato de Nimrod, quienes trajeron un sistema de religión falso al mundo. Nimrod se movió bajo la inspiración satánica y demoniaca para producir tal substituto de lo que era algo real.
Quiero identificar lo que es la religión Babel, cómo puede reconocerla y cómo puede tratar con ella a fin de que pueda romper la barrera babilónica en su iglesia y en su vida. Esta influencia antigua todavía está entre nosotros hoy.

2. Babel: Impide El Propósito De Dios
¿Qué fue lo que hizo para convertirse en el gran impedimento del propósito de Dios? La voluntad de Dios era que Su pueblo se "multiplicara y llenara toda la tierra y que la hicieran fructífera": ¿Qué se interponía para que todo el mundo fuera hecho fructífero y cubierto con el conocimiento de Dios?

Era el "Factor Babel". La influencia de Nimrod se insertó dentro del propósito divino para neutralizar lo que Dios se había propuesto.

"Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras. Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sina, y se establecieron allí.

Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla.

Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra" (Gn 11:1-4).

Dios quería que Su pueblo se esparciera por todas partes, que fuera fructífero, que se multiplicara y que llenara toda la tierra. Babel existía para impedir tal propósito. Ellos comenzaron a edificar la torre por si acaso eran esparcidos, así podrían impedir que tal cosa sucediera.

La religión de Nimrod todavía es muy prominente en el mundo, y su influencia desplaza una espesa sombra sobre la Iglesia cristiana.

B.¿CUÁLES SON LAS MARCAS DE BABEL?
1. Hagamos Primeramente:
"hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego". La iniciativa humana, fuera de la voluntad de Dios y en contradicción a la misma, se elevó a lo sumo diciendo: "Hagamos".

Contraste eso con Mateo 16:17, 18 donde Jesús dijo: "Edificaré; Sobre ésta piedra edificaré". Eso es iniciativa divina. La iniciativa humana se levanta contra el propósito de Dios.

La iniciativa divina complementa el propósito de Dios. La declaración de Babel es: "Hagamos". La declaración divina es: "Haré".

Como un líder de la Iglesia, ¿con quién quiere hacer alianza hoy? ¿Con el "Edificaré" de Jesús o el "Hagamos" de su propia iniciativa? Usted tiene que hacer su propia decisión al respecto. El "hagamos" conduce a las torres de Babel modernas de hoy. El "edificaré" conduce al envolvimiento en la evangelización del mundo.

2. Edifiquemos En Segundo Lugar: "Edifiquémonos una ciudad". Nuevamente, haga un contraste de esta declaración con las palabras de Jesús: "Sobre esta piedra edificaré mi iglesia": ¿Quién es el que va a efectuar la construcción?

¿Acaso será el "Hagámonos un edificio" o acaso es el "Edificaré"? ¿Sabía usted que Jesús es un Maestro de Obras por excelencia? Su propósito es mundial, y lo que ejecuta, jamás, pero jamás será confinado a un solo lugar. El asunto babilónico será "totalmente localizado".

Será totalmente enfocado hacia un lugar, hacia ellos mismos. El énfasis será sobre LA IGLESIA "LOCAL". (El término "local" no está en la Biblia). Esa es la distinción mayor y usted debe ser un buen observador y tener cuidado al respecto.

¿Suena esto como la ambición de muchos pastores en las naciones occidentales? Por supuesto que sí. Muchos de ellos son "Nimrods" de los tiempos modernos, arrogantes en sus ambiciones "locales" y en sus egos; edificadores de sus propios planes y con sus voluntades contra el propósito de Dios hacia la evangelización mundial.

Así que, en contraste con: "Edifiquémonos una ciudad; edifiquémonos una torre; edifiquemos para arriba", la Gran Comisión es: "Por tanto, id por todo el mundo", llevando el evangelio a toda criatura. El propósito de Dios es todavía "vayan... y multiplíquense sobre la tierra". El espíritu babilónico es ‘edificar hacia arriba' en lugar de hacia ‘afuera'. ¿Cuál de estas dos cosas está haciendo usted hoy, pastor?

a. Edificadores De Catedrales. No es un accidente el que Nimrod y Babel estén aún influenciando la arquitectura de nuestras iglesias hoy.

La torre de Nimrod fue llamada Zigurat, lo cual significa "un memorial". Tenía 600 pies (60 pisos) de altura.

Si la miramos directamente desde el Cielo, su figura se vería como una cruz de Colón. Desde el Norte, Sur, Este y Oeste, 900 escalones ascendían en una escalera hacia arriba, por cada lado, en línea directa desde el primer piso hasta el último de arriba.

La vista de sus lados era muy semejante al de una pirámide.

"Y dijeron... edifiquémonos... una torre, cuya cúspide llegue al cielo..." (Gn 11:4).

¿Por qué los líderes de la Iglesia en las naciones occidentales edifican catedrales con torres o campanarios muy elevados? ¿Hay un solo versículo en toda la Biblia, que nos diga que edifiquemos catedrales o edificios eclesiásticos de alguna índole? mucho menos aquellos con "cúspides que lleguen al cielo [campanarios, torres]".

Si usted conoce de algún versículo que nos diga tal cosa, haga el favor de hacérmelo saber. En más de cuarenta años de estar estudiando la Biblia, todavía no he encontrado uno.

Esta declaración es el resumen de Babel.

"Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra".

He dicho frecuentemente: "La manera en que los líderes de la Iglesia en las naciones occidentales emplean licenciosamente todo el dinero en edificios (ladrillos o materiales de construcción), nos llevaría a creer que la Gran Comisión fue: 'Id por todo el mundo, y edificad catedrales para cada criatura'".

Jesús y los primeros Apóstoles, pusieron todas sus energías en llevar el MENSAJE, NO EN PREPARAR MEZCLA PARA LOS LADRILLOS.

No hubo catedrales hasta la época de Constantino (cerca de cuatro siglos después de Cristo). Este Emperador Romano "convertido" alteró radicalmente a la Iglesia, introduciendo la política dentro de la misma (creó la unión del estado y la Iglesia).

Convirtió los templos paganos en catedrales, introduciendo, de esa manera, las vanidades de Nimrod dentro de la tradición eclesiástica. Su influencia trajo como resultado los mil años (1,000) de apostasía conocida con el nombre de "El Oscurantismo o La Edad Oscura".

La Iglesia en las naciones occidentales, todavía no está libre de la influencia de Nimrod y Constantino.

3. Recibamos Adoración
Nimrod tomó el lugar de Dios. Él demandaba ofrendas de adoración de cientos de libras de incienso de nardo que eran quemadas sobre la cúspide del Zigurat (Babel) cada año. Este perfume era valorado en millones de dólares.

Ese mismo incienso de nardo fue el que una mujer derramó sobre los pies de Jesús. (Lea Mt 26:7 y Jn 12:3: "Vino a él una mujer, con un vaso de alabastro de perfume de gran precio...".)

Nimrod se proclamó a sí mismo emperador y dios de Babel. Se convirtió en la primera deidad política del mundo. Él fue quien inició el sistema de emperadores deíficos, tal como el que tenemos en el emperador de Japón, a quien se le adora y venera como si fuera Dios.

¿Por qué siglos después fue Daniel lanzado al foso de los leones? Se debió a que el rey Darío decretó que nadie podía hacerle petición a ningún dios u hombre fuera de él. Cuando Daniel rehusó hacer tal cosa, lo sentenciaron a muerte. Daniel se opuso a la religión de Nimrod, la cual, estaba en boga en el mundo antiguo.

¿Dónde obtuvieron los Césares Romanos la idea de que eran dioses? En los tiempos del Nuevo Testamento era contra la ley romana utilizar el término griego Kurios, cuya traducción es Señor, para cualquier persona que no fuera César. Esto también vino de la influencia de Nimrod.

Los discípulos primitivos se arriesgaron a ser puestos en prisión y aun a morir, al llamar a Jesús "Kurios": Señor (lea Romanos 10:9, 10).

Es muy interesante para mí, el que la palabra griega traducida anticristo sea definida en la Concordancia de Strong como: "en lugar de; por lo tanto; usada a menudo para denotar sustitución".

Esta no es meramente una palabra de oposición a Cristo, sino que significa tomar o usurpar el lugar de Cristo. ¿Ha escuchado usted alguna vez a alguien decir del jefe prelado de la Iglesia Romana que es "el vicario de Cristo sobre la tierra": que ‘toma el lugar' de Cristo?"

Nuestros amados obispos anglicanos son "Señores espirituales" y "Señores temporales".

Como "Señores espirituales", ellos gobiernan en la Iglesia. Como "Señores temporales", ellos disfrutan de un asiento reservado en LA CASA DE LOS SEÑORES (LORES) en el Parlamento de Inglaterra.

Yo sería el primero en reconocer que muchas personas buenas y santas tienen y ocupan esos oficios en las iglesias romana y anglicana (y protestante). No obstante, los conceptos y teología asociada con estas prácticas, es una contradicción vocinglera de la enseñanza clara de Jesús a los apóstoles sobre el asunto.

"Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos" (Mt 20:25-28).

¿Pastor? ¿Líder de la Iglesia? ¿Cree usted en las palabras de Jesús y está dispuesto a practicarlas?

4. Hagámonos Un Nombre
"Hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos".

Esto no es otra cosa que denominacionalismo sectario saturado de arrogancia de la peor clase. La palabra denominar significa "llamar". Esta influencia ha turbado a la Iglesia desde el primer siglo. El denominacionalismo sectario fue encontrado en los discípulos de Jesús:

"Entonces respondiendo Juan, dijo: Maestro, hemos visto a uno que echaba fuera demonios en tu nombre; y se lo prohibimos, porque no sigue con nosotros" (Lc 9:49).

Pablo tuvo que tratar con esto en la iglesia carnal de los corintios: "cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. Porque mientras uno dice, yo soy de Pablo; y otro, yo soy de Apolos, ¿no son carnales?" (1 Co 1:12).
El identificarse o pertenecer a una iglesia (denominación) no es malo. Lo malo es el orgullo o arrogancia de creerse lo selecto, lo exclusivo y el sectarismo, lo cual, no deberá tener lugar en el corazón o mente de ningún seguidor genuino de Cristo. Note la respuesta de Jesús a Su propio discípulo:

"Jesús le dijo: No se lo prohibáis; porque el que no es contra nosotros, por nosotros es" (Lc 9:50). ¡Señor, líbranos de esas barreras babilónicas del sectarismo, a pesar de si emergen de nuestra arrogancia denominacional o de nuestra arrogancia de ser una iglesia "independiente"!

C. ¡BABEL CONTINUA VIVIENDO!
Cuando el juicio de Dios vino sobre Babel y fueron dispersados, llevaron con ellos su religión falsa.

1. Ésta Ha Circulado El Globo
El sistema religioso de Nimrod es visto en las pirámides de Egipto que eran Zigurats modificadas. Usted encontrará la influencia de Nimrod en el nuevo mundo, entre los Aztecas y los Incas, quienes edificaron sus Zigurats siguiendo casi el mismo modelo.

Usted encontrará la religión de Nimrod en India, al poniente, en los templos hindúes. La encontrará en el Tibet, Laos y Camboya, entre los budistas, etc.

Esa influencia religiosa antigua, circuló el globo y trajo el abrazo satánico que consume a la raza humana con todas las maldiciones que le acompañan.

Coexistiendo con Babel (los descendientes de Cam) estaban los descendientes de Sem y de Jafet, quienes se mantuvieron fieles al verdadero conocimiento de Dios. La historia secular de los tiempos nos dice que los semitas eventualmente se levantaron contra Nimrod, y lo mataron por la blasfemia de hacerse a sí mismo dios.

2. Ésta Frustra El Propósito De Dios Para El Evangelismo
La religión de Babel pone su foco sobre la satisfacción del individuo y las expresiones religiosas egocéntricas, en oposición a la causa y punto de vista mundial que Dios tenía en Su mente. Ha sido un obstáculo a través de los siglos para antagonizar y frustrar el propósito de Dios. Ha sido el enemigo de la difusión del verdadero conocimiento de Dios y del evangelio desde la época de Nimrod hasta el presente.

D. DIOS PROMETE BENDECIR A TODAS LAS NACIONES
1. ABRAHAM, El Primer Misionero De Dios

Fue aproximadamente después de haber pasado un milenio de la creación del hombre y de los Zigurats de Babel, que Dios llamó a Abraham fuera de Ur de los caldeos como Su primer misionero.

Jehová hizo un pacto con Abraham, el cual, requería algo diferente de él. "Pero JEHOVÁ había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré" (Gn 12:1). De esa manera, fue que la visión de Dios por un pueblo que se dedicara a la tarea de darle a conocer al mundo, respecto a la existencia de un Dios verdadero, fue renovada. Ello requería dejar su propia familia y salir hacia otras naciones de diferentes razas, culturas y lenguas. Abraham vino a ser el primer misionero de Dios.

El pacto de Abraham incluía siete promesas. La séptima era la más importante. "...y serán benditas en ti todas las familias de la tierra" (Heb = Mishpachah, que significa tribus o grupos de personas) (v 3).

A fin de que no haya duda alguna respecto a lo que Dios quiso decir con eso, Pablo hace abundantemente claro que Dios estaba hablando acerca de la evangelización del mundo.

"Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones" (Ga 3:8).

Dos mil años antes de Cristo, Dios declaró a Abraham Su deseo de que el mundo pagano fuera justificado y evangelizado. Fue una promesa que sería frustrada por la influencia babilónica. "Edifiquémonos... Hagámonos... por si fuéremos esparcidos".

a. Fracasando En Su Responsabilidad.
Dios había escogido a Su pueblo Israel para que fuera "luz de las naciones" (Is 42:6, 7). ¿Cumplieron ellos con ese papel? ¡No! Fracasaron miserablemente.

Jehová le dijo a Abraham lo que le sucedería a su descendencia.

"Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años... Y en la cuarta generación volverán acá..." (Gn 15:13, 16).

¡Esto sucedió exactamente como fue predicho! Jacob mudó su familia de setenta personas a Egipto en los tiempos de José (Gn 46:26; Ex 1:5).

Moisés los sacó de Egipto cuatro siglos después, exactamente como Dios lo había predicho a Abraham. "Y pasados los cuatrocientos treinta años... todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto" (Ex 12:41).

2. Israel Sería Un Reino De Sacerdotes
Cuando Israel salió de Egipto, el primer Pacto que Dios les ofreció, abarcaba una responsabilidad mundial.

Él declaró: "Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis un reino de sacerdotes, y gente santa" (Ex 19:5, 6).

¿Por qué necesitaba Dios una nación santa de 2.5 millones (Ex 12:37) de sacerdotes? La única razón racional sería para cumplir la promesa que le hizo a Abraham, Isaac y Jacob.

"Habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra" (Gn 18:18).

"En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz" (Gn 22:18).

"Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente" (Gn 26:4).

"Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas" (Gn 28:14).

Dios quería bendecir todas las naciones (tribus, grupos étnicos) y necesitaba un gran número de misioneros, sacerdotes que mediaran Su verdad a esas naciones. La esperanza de Dios era que Israel tuviera fe para aceptar Su oferta y que cumpliera su destino. Pero tal cosa no sucedió. "A causa de lo cual me disgusté contra esa generación..." [porque] "pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron" (He 3:10; 4:2).

a. Dos Condiciones. El Pacto (contrato) ofrecido tenía dos condiciones para los israelitas:

1) "obedeced mi voz" y

2) "guardad mi pacto".

Uno sólo necesita leer a Éxodo 20 para ver que Israel rechazó la primera condición: "obedecer la voz".

"Y dijeron a Moisés: Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros..." (Ex 20:19).

"...la voz que hablaba, la cual los que la oyeron rogaron que no se les hablase más" (He 12:19).

Al rechazar la voz de Dios, les fue imposible a esos israelitas, cumplir la voluntad y propósito de Dios, a fin de que fueran "su reino de sacerdotes".


.::3er Trimestre - .::SECCIÓN E