Las leyes contra la observancia del judaísmo serían anuladas y Siria se abstendría de interferir en los asuntos internos de Judea. Menelao sería eliminado del oficio y el sumo sacerdocio sería dado a un helenista moderado (apacible) llamado Alcimo.

Lisias prometió que Judas y sus seguidores no serían castigados. Las murallas de Jerusalén serían demolidas.

Un concilio compuesto de oficiales del ejército Macabeo, de escribas respetables y ancianos del partido ortodoxo, se reunió en Jerusalén para determinar la acción que deberían tomar.

En contra del consejo de Judas, los términos de paz ofrecidos fueron aceptados. Alcimo vino a ser el Sumo Sacerdote; Menelao fue ejecutado y Judas dejó la ciudad con unos cuantos seguidores. Los temores de Judas demostraron ser correctos, pues Alcimo se apoderó de los del partido ortodoxo y ejecutó a muchos.

4. La Guerra Civil Es Renovada
Los judíos leales volvieron a Judas y la guerra civil fue renovada. Judas, con un ejército de ochocientos hombres mal equipados, confrontaron un inmenso ejército sirio y murieron en la batalla. De esa manera culminó la primera fase de la lucha macabea.

Jonatán, otro hermano de Judas, huyó hacia el otro lado del Jordán con varios cientos de soldados macabeos. Estaban pobremente armados para librar una batalla, pero las siguientes batallas fueron libradas en el campo de la diplomacia.

Dos pretensores al trono sirio procuraron la ayuda de los judíos. Ellos vieron en Jonatán al hombre más capacitado para levantar y dirigir un ejército judío. Por medio de jugar una acción tardada, Jonatán pudo apoyar al candidato ganador y, al mismo tiempo, hacer tratados con Esparta y Roma.

Antes de que la guerra concluyera, Jonatán era Sumo Sacerdote, gobernador de Judea y miembro de la nobleza siria. Su hermano Simón fue gobernador del área de la costa de Filistea. Jonatán pudo promover la prosperidad interna de Judá y, cuando murió, su hermano Simón le sucedió como Sumo Sacerdote.

Simón era avanzado en edad cuando ascendió al trono. Su victoria mayor fue en el campo de la diplomacia. Por medio de reconocer a Demetrio como el rey legal de Siria, él aseguró la inmunidad tributaria para los judíos, lo cual, dio paso al reconocimiento de la independencia.

Simón también pudo hacer morir de hambre a las tropas estacionadas en Akra y ocupar las ciudades de Jope y Betsura. En reconocimiento de su sabia dirección, los líderes de Israel nombraron a Simón "líder y Sumo Sacerdote para siempre, hasta que se levantara el profeta fiel".

Simón fue el último de los hijos de Matatías, y este acto legalizó una nueva dinastía que se denominó Asmonán, la cual, se cree que se derivó de un ancestro de los Macabeos llamado Asmonán o en hebreo Asmón.

En el año 134 a.C., Simón y dos de sus hijos fueron asesinados por un yerno ambicioso. Un tercer hijo, Juan Hircano, pudo escapar y sucedió a su padre como heredero principal de la dirección del estado judío.

F. LOS ASMONEANOS
Los sirios reconocieron el gobierno de Juan Hircano bajo la condición de que él se considerara a sí mismo en sumisión a Siria y prometió ayuda con las campañas del ejército sirio.

Ciertas ciudades de la costa anexadas por Jonatán y Simón también deberían ser cedidas. La eficiente dirección de Hircano, produjo rápidamente la reconquista de esas ciudades y la adición de Idumea (la Edom del Antiguo Testamento) al territorio judío.

Estas conquistas aseguraron el uso de las antiguas rutas comerciales usadas por los mercaderes. No obstante, ellos representaron problemas para los judíos religiosamente orientados.

1. Hircano Extiende Las Fronteras Del Estado Judío
Hircano obligó a los idumeos a que se circuncidaran y aceptaran la fe judía, una práctica que más tarde el judaísmo desaprueba. Existe algo irónico en el pensamiento de un nieto de Matatías que forzaba la conformidad religiosa sobre un pueblo conquistado por las armas judías.

Hircano también entró en Samaria, donde destruyó el templo ubicado sobre el Monte Gerizim. El éxito de las armas judías fue aplaudido por el elemento nacionalista en Judea, pero el fervor religioso de los Macabeos primitivos no continuó siendo evidente.

Antes de que Juan Hircano muriera en 104 a.C., las fronteras del estado habían sido extendidas a cada lado. La lucha macabea fue casi ignorada en este tiempo, y surgieron nuevos rivales.

a. Levantamiento De Los Saduceos. Los helenistas más ancianos eran desacreditados, pero sus ideas eran perpetuadas en el partido de los Saduceos. Los ortodoxos de los tiempos macabeanos vinieron a ser los fariseos del judaísmo pre-cristiano y del Nuevo Testamento.

Hircano mismo fue un hombre devoto y que vivía conforme a la ley, pero sus hijos tenían muy poca simpatía hacia el pensamiento tradicional hebreo. Ellos se nombraban entre los aristócratas, y venían a buscar con desprecio a los fariseos ortodoxos rígidos. Irónicamente, estos herederos de los macabeos vinieron a ser helenizados completamente.

2. La Expansión Del Territorio Judío Continúa
La muerte de Juan Hircano precipitó una lucha dinástica entre sus hijos. Su hijo mayor, quien prefirió su nombre griego de Aristóbolo a su nombre hebreo de Judá, emergió como vencedor. Él lanzó a tres de sus hermanos a prisión, dos de los cuales se cree que murieron de hambre. Otro hermano fue asesinado en el palacio.

En el breve reinado de un año, Aristóbolo llevó los límites o las fronteras del norte de Judea hasta el Monte del Líbano, y tomó el título de rey para sí mismo. Su vida fue acortada debido a las bebidas, enfermedades y al temor de la rebelión que le acosaba.

En el tiempo de la muerte de Aristóbolo, sólo tenía un hermano vivo, quien estaba en prisión. Aunque su nombre hebreo era Jonatán, la historia le recuerda por su nombre griego, Alejandro Janneo. Bajo Janneo, la norma de expansión territorial continuó. Las fronteras de Judea fueron extendidas a lo largo de la costa de Filistea hacia la frontera egipcia y hasta la región de Transjordania.

En ese tiempo, el estado judío casi llegó a ser como el territorio controlado por Israel en los días de David y Salomón. Incluía a toda Palestina y las áreas adyacentes, desde las fronteras de Egipto hasta el Lago Huleh, al norte del Mar de Galilea. Perea en Transjordania, estaba sujeta a Janneo, como lo estaban también las ciudades de la Llanura de la Costa, excepto Ascalón.

Los territorios incorporados al reino Admoneo fueron, en su mayoría, entrenados rápidamente en el judaísmo.

Los idumeos ocuparon un importante lugar en la vida judía, y Galilea se convirtió en un centro de importancia para el judaísmo.

Los samaritanos, sin embargo, continuaron resistiendo la asimilación y a ciudades tales como Apolonia y Sitópolis (la Betsean del Antiguo Testamento), con solo un pequeño elemento judío en su población, retuvieron su carácter no judío.

a. Los Fariseos Se Rebelan. No obstante, las contiendas partidarias empañaban el reino de Alejandro Janneo, quien mostró contención pública hacia los fariseos, precipitando la guerra civil. Los fariseos aceptaron ayuda de los sirios en su conflicto contra Janneo y, por un tiempo, la independencia judía estuvo en el equilibrio.

Cuando los fariseos sintieron que habían ganado su punto, retiraron su alianza con Siria y esperaron por el resurgimiento de un estado judío que fuera tanto libre del control extranjero como tolerante de su punto de vista. Sin embargo, Janneo buscó a los líderes de la rebelión y crucificó ochocientos fariseos.

3. Reino De Salomé Alejandra
La tradición dice que Janneo se arrepintió antes de morir, e instruyó a su esposa Salomé Alejandra a que despidiera a sus asesores saduceos y que reinara con la ayuda de los fariseos. Esta tradición puede que tenga poca base histórica, pero Alejandra sí se tornó a los fariseos por respaldo.

Salomé Alejandra se había casado sucesivamente con Aristóbolo y con Alejandro Janneo. La viuda de dos gobernantes Asmoneos, reinó usando su propio criterio por siete años. Era una mujer de setenta años cuando ascendió al trono, y dividió las responsabilidades reales entre sus dos hijos. Hircano II, era el hijo mayor, vino a ser Sumo Sacerdote, y su hermano Aristóbolo II recibió el mando militar. Su hermano, Simeón Ben Setá, fue un líder entre los fariseos, y tal hecho puede que haya obrado en ella para que procurara la paz entre los partidos opuestos del judaísmo.

a. Los Fariseos Ganan Poder. Bajo Alejandra, los fariseos tuvieron su oportunidad para hacer una contribución constructiva a la vida judía. En muchas áreas, particularmente la educativa, ellos fueron eminentemente prósperos. Bajo la presidencia de Simeón Ben Setá, el Sanedrín (el Concilio judío del Estado) decretó que todo joven varón debería ser educado.

Un sistema de educación elemental fue inaugurado a fin de que las aldeas más grandes, pueblos y ciudades de Judea produjeran un pueblo letrado e informado. Esta educación estaba centrada en las Escrituras Hebreas.

Las heridas de las luchas anteriores no fueron sanadas durante el reino de Alejandra.

Aunque los fariseos estaban felices en su recién hallado reconocimiento, los saduceos estaban resentidos por el hecho de que habían perdido poder. Para capitular el problema, los fariseos procuraron vengarse por la masacre de sus líderes ejecutada por Alejandro Janeo. La sangre de los saduceos fue vertida y el comienzo de otra guerra civil estaba en el aire.

Los saduceos encontraron en Aristóbolo, el hijo más joven de Janneo y Alejandra, al hombre que podían apoyar como el sucesor de Alejandra. Era un soldado y apelaba al partido que soñaba con la expansión imperial y el poder mundial.

Hircano, el hermano mayor y heredero legítimo, fue aceptado por los fariseos. Con la muerte de Alejandra, los partidarios de los dos hijos estaban listos para el espectáculo público.

b. Los Saduceos Se Rebelan. Cuando su madre murió, Hircano II, quien había estado sirviendo como Sumo Sacerdote, tuvo éxito en ascender al trono, pero su hermano Aristóbolo dirigió un ejército de saduceos contra Jerusalén.

Ni Hircano ni los fariseos estaban listos para la guerra; así que, Hircano sometió sus honores a Aristóbolo II, quien vino a ser rey y Sumo Sacerdote.

Hircano y Aristóbolo, desde entonces, hicieron un voto de eterna amistad, y el hijo mayor de Aristóbolo, Alejandro, se casó con la única hija de Hircano, Alejandra.

La paz entre hermanos fue de corta duración. Hircano tuvo que huir, y Antipater, gobernador de Idumea, defendió su causa. Amenazando con una guerra civil, Pompeyo apareció con sus legiones romanas para asegurar la paz de Judea y fortalecer los objetivos de Roma.

G. LOS ROMANOS
Cuando Pompeyo sospechó que Aristóbolo tenía planes de rebelarse contra Roma, bloqueó militarmente a Jerusalén y, tres meses más tarde, rompió las fortificaciones, entró a la ciudad y mató a 12 mil judíos.

1. La Independencia Judía Se Pierde
Pompeyo y sus oficiales entraron al Lugar Santísimo en el Templo, pero no tocó su mobiliario costoso, permitiendo que la adoración en el templo continuara. No obstante, Jerusalén fue hecha tributaria a los romanos y el último vestigio de la independencia judía fue eliminado.

Judea fue incorporada a la provincia romana de Siria y perdió las ciudades de la costa, el distrito de Samaria y las ciudades no judías al este del Jordán.

Hircano fue nombrado Etnarca (gobernador) de Judea, incluyendo a Galilea, Idumea y Perea; volvió a ser confirmado como Sumo Sacerdote. Tenían que pagar tributo anual a Roma.

Aristóbolo y un número de otros cautivos fueron llevados a Roma para hermosear el triunfo de Pompeyo. Durante el viaje, Alejandro, el hijo de Aristóbolo, se escapó e intentó organizar una revuelta contra Hircano. No obstante, con la ayuda de los romanos, Hircano pudo derrotar tal reto enemigo.

2. Antipas: Poder Detrás Del Trono Judío
Durante los años de lucha entre Aristóbolo II e Hircano II, el gobernador idumeo Antipas tomó un vivo interés en la política de Judea.

Antipas se opuso amargamente a Aristóbolo, en parte por temor y en parte debido a su amistad con Hircano. Es evidente que Hircano dependía muchísimo de Antipas porque él era virtualmente el poder detrás del trono de Judea.

Los judíos resentían la influencia de Antipas casi tanto como lo hacían bajo la soberanía del imperio romano. Aunque los idumeos habían sido incorporados al estado judío por Juan Hircano, ellos nunca habían sido asimilados, y las antiguas rivalidades no habían sido olvidadas.

En la crisis que siguió al asesinato de Julio César, Antipas y sus hijos mostraron lealtad al nuevo régimen de Casio por medio de colectar tributos celosamente. Herodes, un hijo de Antipas, recibió el título de Procurador (gobernador) de Judea con la promesa de que un día sería nombrado rey.

Cuando Antonio derrotó a Bruto y a Casio en Filipos, Asia volvió a caer en las manos de un nuevo régimen. Herodes, no obstante, cambió de lealtades rápidamente y ganó el favor de Antonio por medio del soborno.

La parte oriental del una vez poderoso Imperio Persa, fue ocupado por un pueblo conocido como los Partianos, el cual, nunca había sido subyugado por Roma. En el año 41 a.C., ellos atacaron a Jerusalén e hicieron de Antígono, el hijo de Aristóbolo II, su rey y sumo sacerdote.

3. Herodes Es Nombrado "Rey De Los Judíos"
Herodes, el hijo de Antipas, quien había heredado el trono de Judea con la muerte de Hircano, fue forzado a huir a Roma. Allá se ganó el favor de Antonio y fue oficialmente nombrado "Rey de los judíos". El título tendría significado únicamente después que los partianos fueran echados fuera de Jerusalén. Herodes regresó a Judea con un ejército romano y entró triunfante a Jerusalén como rey.

El reinado de Herodes se extendió desde el año 37 a.C., hasta el año 4 a.C., él es mejor conocido como el rey que temió al nacimiento de un rival "Rey de los judíos", y mandó matar a todos los niños menores de dos años en Belén a fin de que el Mesías nacido cayera entre ellos.

Aunque el acto de Herodes no puede ser documentado de los registros seculares, sus demás atrocidades son bien conocidas. Él tuvo diez esposas, y el Emperador Augusto comentó lo siguiente acerca de su vida familiar: "Preferiría ser el cerdo de Herodes que su hijo".

El cerdo era un animal inmundo y no era matado para ser ingerido como alimento. No obstante, las esposas e hijos de Herodes fueron violentamente eliminados cuando ellos interfirieron con sus planes o fueron sospechosos de deslealtad.

a. Procuró Ganar El Favor De Los Judíos. Aunque despreciado por sus subditos judíos, Herodes procuró ganar su favor. Él construyó y reedificó ciudades a través de la tierra: Samaria vino a ser Sebaste en honor de Augusto; la Torre de Straton vino a ser Cesarea con un puerto protegido por un dique, y una muralla con diez torres. Parte de su programa de construcción fue la edificación de fortalezas, baños, parques, mercados, carreteras y otros lujos de la cultura helenística.


.::2do Trimestre - .::SECCIÓN C